domingo, 21 de septiembre de 2014

El cartel de esfínteres

A LOS ADICTOS DE CORAZÓN:

Este es un cartel de esfínteres
partidos por la mitad,
de palabras emborronadas
con aceite de atún.

No encontrarán aquí su dosis.
Las palabras
se escurren por los lados.

HAGAN FILA:

Esta noche doy el espectáculo
de mis entrañas hacia fuera.
Como una jeringuilla del revés
pinto el cartel de rojo.

La mejor frase
es una bestia de carne ciega
que abrasa las venas,
que delinea la gran pancarta
como un grito.

Mi triunfo será
el cristal de copa
que me abra las plantas de los pies
al salir abucheado.