viernes, 6 de febrero de 2015

Fuck the Troika

TEODORO NELSON

Grecia le ha plantado cara a la Troika: a la Comisión Europea (o sea, representantes de la banca alemana) al BCE (o sea, el Bundesbank) y al FMI (o sea, los bancos estadounidenses).

Un país del sur de Europa le planta cara a los representantes internacionales del imperialismo, del capitalismo financiero. No demasiado, claro, porque medidas como salirse del euro o impagar la deuda, únicas que permitirían evitar el colonialismo financiero alemán, supondrían enfrentarse directamente a los bancos Europeos, pero también a los griegos, de forma abierta y frontal. SYRIZA no está preparada para eso, ni siquiera lo contempla: su objetivo es reformar el capitalismo, hacerlo “honesto”. Quién defendiera un feudalismo honesto...

Los capitalistas no se quedarán quietos. Lo dijo Maiakovski: “ya empiezan los burgueses a sacar sus uñitas, de sus blandas y lanosas patitas”. Y es que toda la fachada democrática sobre la que se construyó Europa se va desmoronando. La guerra económica (por ejemplo, el BCE no aceptará los bonos griegos como garantía en sus operaciones de refinanciación, lo cual supone en teoría un peligro para los depositantes y en la práctica un intento de extorsión), los brutales recortes de libertades, la política del miedo, el ascenso de los nazis...

Por si fuera poco, las capas medias de trabajadores, un tanto enriquecidas con el rédito del bloque occidental (que posee dicho sobrante de capital gracias a la explotación del tercer mundo) se van al garete. Ya empiezan los "demócratas" capitalistas a sacar las uñas del fascismo.

¡Y aún así, la izquierda sigue chillando por mantener y refundar la Unión Europea! ¿La unión de quién? La única unión que existe en Europa es la de sus banqueros, y sólo en lo que corresponde a los beneficios.

Para que Europa pueda estar unida primero debe deshacerse de la división que existe en cada país entre los trabajadores y las clases dominantes. La unión de los países pasa por la desunión entre las clases.

Esa es la verdadera unión. Dicen: "¡unión monetaria¡" y por lo bajo: para que nuestros banqueros alemanes cobren en una moneda fuerte. Dicen: "¡unión económica!", y por lo bajo: para intercambiar préstamos entre nuestros bancos al 1% y cobrárselos a los estados al 7%. Por donde único se une Europa es en los bolsillos de sus banqueros.

La Troika es simplemente el consejo de administración del Deutschebank, de los capitales norteamericanos y compañía. SYRIZA sólo podrá negociar con ellos hasta cierto punto, pues la burguesía nacional está totalmente integrada con los capitales germanos, está a sus pies. Esta es la diferencia de Grecia o España con otros países que se revuelven un tanto contra el imperialismo occidental, como algunos países de América Latina.

He aquí la verdadera unión: la fusión, hasta determinado punto, de las distintas potencias imperialistas en una gran potencia imperialista, la combinación de las bancas -y por tanto de las oligarquías nacionales- bajo la corona del Deustchebank y bajo el ala de EEUU, en un típico proceso de monopolio, de cartelización, con la única diferencia de producirse a nivel continental en vez de nacional.

Que le den a la Troika.