miércoles, 16 de diciembre de 2015

Walpurgis

Eres como piernas encendidas, como largas piernas en llamas
que devoran las maderas y el tiempo de la naturaleza,
que envuelven los caminos en polvo,
que me atrapan.

Plantas los pies descalzos sobre la arena de los cuerpos,
orgullosa,
mientras la tierra te observa y escucha
los latidos del calor y la presión del vientre,
y el fuego sube por los tobillos y me quema
como lo hace tu cuerpo
contra el mío.