martes, 15 de marzo de 2016

Labios rojos

Los muslos chocan como manzanas,
como una herida abierta
donde las piernas aletean sangre,
donde se calientan
con tu aliento de cirujano,
como la marca de unos profundos
labios rojos.