lunes, 4 de abril de 2016

Caminante

Hijo de pieles mezcladas, crisol de alondras,
de costas que se enfrentan,
barro mulato
moldeado por el tiempo,
por los pechos llenos de lágrimas
y el acero de los barcos.

Pequeño vástago, amalgama,
bastardo de sangre y casta,
levántate sobre la marea y el tiempo,
sobre las heridas abiertas de la patria,
y camina como lo hizo tu padre
antes de que nacieras
y como lo hará tu hijo,
manchado de sangre, agua y tierra.