martes, 27 de diciembre de 2016

Pulpa de carne ciega.

Caminas solo, largamente
Esperando los relojes de un tiempo oculto,
Buscando un giro de ojos ciegos
que te encuentren en la noche.

Yo seré uno contigo,
Un gran párpado cerrado,
Un ser sin sangre
Bajo la noche abierta.

Camina conmigo bajo esta ciudad que duerme,
Fúndete conmigo en el silencio,
En una hoguera sin sombra
Hasta que sólo queden las cenizas.